Periodoncia


Disponer de una encías estéticamente sanas no es sólo cuestión de imagen: la salud también cuenta, porque nuestros dientes se soportan sobre nuestras encías. Por tanto, para tener una sonrisa sana, debemos tener unas encías sanas.

La periodoncia nos ayudará a prevenir, diagnosticar y tratar las afecciones de las encías y soportes que rodean a nuestros dientes o a sus sustitutos, los implantes dentales.

Nuestro objetivo es ayudarte a mantener la salud, la función y la estética de encías y dientes, pudiendo reemplazar aquellas piezas dentales que se han podido ver afectadas durante nuestro ciclo vital.

Tras el tratamiento periodontal te incluiremos dentro de nuestro programa de “MANTENIMIENTO PERIODONTAL” y te avisaremos a los controles pertinentes, al menos cada 6 meses.

Te recomendamos estos pasos a seguir para disfrutar de unas encías sanas:

Cepilla tus dientes y encías con dentífrico, usa la seda dental o cepillos interdentales, y enjuágate con un colutorio, cuando esté indicado. Estos pasos has de realizarlos mínimo 2 veces al día.
Renueva tu cepillo de dientes cada 3 meses
Visítanos para que revisemos tu boca y encías cada 6 meses

Tratamiento

Normalmente consiste en un raspado profundo y alisado de la raíz, que se realiza con anestesia. Según la gravedad, en ocasiones hay que recurrir a tratamiento quirúrgico. Éste consiste en levantar las encías para poder acceder al interior y eliminar el sarro acumulado y los tejidos infectados.

Posteriormente se unen las encías dejando el tejido en la situación de partida. Los días posteriores puede presentarse un poco de sensibilidad al frío o al calor.

Tras la intervención es fundamental que el paciente después adquiera hábitos estrictos de higiene y revisiones periódicas, ya que supondrá la garantía de que el resultado del tratamiento consolide la salud bucal.