Las carillas o frentes estéticos son unas delgadas laminillas de porcelana que se colocan en los dientes, previa preparación de los mismos, para mejorar su apariencia física.

Están indicadas en casos de pigmentaciones dentales severas, remodelación de la forma de los dientes, fractura dental y corrección de diastemas (separaciones entre diente y diente) principalmente.

Antes

Despues

Resultan una restauración conservadora ya que únicamente se realiza un ligero desgaste de la cara labial (superficie del diente que está hacia el labio) del diente de aproximadamente 0.5 mm. de espesor.

Inicio

Prueba

Cementación

Final